Caso histórico:Critican pedido de mujer para tener un hijo y salvar a otro

Spacio al Saber 04 de enero de 2018 Por
María Fernanda Marchetti, experta en Bioética, cuestionó el caso de una madre de Salta que presentó un amparo para que su ex done material genético y así engendrar un bebé que done médula.
ARCHI_399084
Una mujer quiere obligar a su ex marido a tener un bebé para salvar a su hijo.

En medio de la polémica que desató una mujer en Salta al presentar un amparo para que su ex marido aporte material genético y así tener un bebé que le permita salvar la vida de su hijo, la experta en Bioética María Fernanda Marchetti, señaló  que “no se puede generar una vida para que esté obligada a solucionar la de otro”.

“Hay que respetar la vida, la autonomía de las personas. No podemos usar a alguien por un medio, por más loable y bueno que sea el fin. No puedo generar una vida para que esté obligada a solucionar la de otro”, indicó.

El niño de 9 años padece de drepanocitosis hereditaria y los médicos le pronosticaron entre 6 y 12 meses de vida, por lo que necesita de un trasplante de médula ósea de un donante histoidéntico del grupo familiar.

Al no encontrar ningún familiar compatible, los especialistas le dijeron que la mejor opción sería un hermano genéticamente igual a Santiago, por lo que la mujer recurrió a la Justicia para que su ex marido le done material genético y así engendrar una nueva vida.

En este sentido, la experta en Bioética dijo que en estos casos “pedir, uno siempre puede pedir”, pero que “la diferencia está en exigir”.

“Uno para este tipo de decisiones tiene que consentir, querer y aceptar algo. Uno de los requisitos cuando uno plantea este tipo de decisiones es tener la información, ser libre para decidir”, explicó.

“Si todo esto fracasa, ¿qué pasa con ese niño que fue creado para solucionar este problema?”, planteó y recordó que “a ese padre biológico se lo está forzando a ser nuevamente padre”.

Marchetti recordó que “la ventaja y maravilla de la persona humana, es que uno puede elegir qué hacer en la vida”. “Uno puede ser un medio, puede elegir donar, pero tiene que ser algo voluntario que surge de esto de no esperar algo a cambio”, apuntó.

Por otra parte advirtió que “los trasplante de médula solucionan muchas veces situaciones que no hay otra forma pero no son tratamientos 100% seguros” y que “son pocos los niños con esta patología a nivel mundial que han sido sometidos a trasplante de médula y hay buenos resultados pero poco seguimiento”. “Es un procedimiento que no está garantizado”, sostuvo.

"Tratar de lograr un ser histoidéntico, parecido al hermano, es factible pero no se puede lograr en un 100%", concluyó.

FUENTE CADENA 3

Te puede interesar