El "niño de oro", Gastón Brito, ya tiene casa propia

Locales 22 de noviembre Por
Tiene 15 años, compite en silla de ruedas y es un verdadero orgullo salteño.Su padre también tiene una discapacidad. Esperaban hace 9 años la vivienda.
1511310032829
La familia Brito, en la puerta de una nueva vida en el barrio recientemente entregado por el IPV.

El "niño de oro", Gastón Brito, pudo cumplir el sueño familiar: ya tiene casa propia. El niño ingresó a la casa a toda velocidad en su silla de ruedas, la recorrió rápidamente y se sorprendió al ver que el baño estaba adaptado a sus necesidades. "Estoy muy feliz y muy agradecido con todos los que nos ayudaron para lograr tener nuestra vivienda, en especial al señor Zorpudes (por Sergio, el presidente del IPV)", dijo Gastón Brito, quien en la localidad del sur provincial es conocido como el "niño de oro", por sus logros en deportes adaptados.

Su familia fue una de las 110 beneficiadas con una casa en un barrio que se entregó la semana pasada en la zona norte de Metán. Estaban inscriptos hace 9 años en el IPV y vivían en una casa prestada en el barrio El Crestón.

Gastón, de 15 años, concurre al primer año del colegio Juan Carlos Dávalos de San José de Metán. El pequeño se moviliza en una silla de ruedas debido a que no camina porque sufrió parálisis cerebral.

El adolescente se convirtió en un personaje, es un orgullo salteño y se hizo conocido porque en 2015 ganó dos medallas de oro en los Juegos Nacionales Evita, en Mar del Plata. Una en atletismo adaptado y la otra en lanzamiento de bala.

Ahora espera repetir la misma azaña, tras superar un problema de salud. Sus padres son Andrés Brito y Patricia Rojas y tiene una hermana: Gisel. Se trata de una familia muy unida, que desde hace 9 años venía esperando que le adjudiquen una vivienda.

            1511310218870

 

Andrés Brito fue trasplantado de un riñón y estuvo diez años en diálisis. Actualmente subsisten de las dos pensiones por discapacidad que cobran por padre e hijo. Y vivían desde hace cinco años en una casa prestada. "La verdad que esta es una gran felicidad para nosotros porque en esta casa vamos a estar mucho mejor y Gastón ya no va a necesitar nuestra ayuda para ir al baño porque se va a poder movilizar solo en todo sentido. Era algo que veníamos esperando desde hace mucho", dijo la madre del pequeño.

Muy querido

En 2015 todo San José de Metán se solidarizó con Gastón, ya que se hicieron campañas para recaudar fondos para comprarle una silla de ruedas de competición, pero participó con la que tenía. El niño integró la delegación de 19 deportistas metanenses que viajaron a la ciudad de Mar del Plata para participar de las instancias nacionales de los Juegos Evita.

Las autoridades le habían conseguido una silla de ruedas prestada, pero finalmente el pequeño Gastón decidió utilizar la de semicompetición que tenía porque se sentía más cómodo con esa.

Mientras tanto, los vecinos de todos los puntos de la ciudad de San José de Metán siguieron llevando adelante una gran campaña solidaria mediante la cual buscaban recolectar los fondos necesarios para comprarle a Gastón una silla de competición nueva. La historia de Gastón logró movilizar varios corazones solidarios. Antes de su partida a Mar del Plata, los vecinos de la ciudad de Metán mostraron su lado más humano con numerosos gestos solidarios con el pequeño. Gastón no camina desde que nació porque sufre una displasia de cadera, lo que lo obliga desde entonces a movilizarse en una silla de ruedas.

Luego la soñada silla de ruedas fue donada por la Fundación Hamburgo a través de sus aportantes, el Banco de Santia go del Estero, Tarjeta Sol y Hamburgo Seguros SA.

FUENTE TRIBUNO SALTA

Te puede interesar