Hospitales en huelga: "Antes corríamos para salvarle la vida a un paciente, ahora para salvar la nuestra"

Nacionales 21 de julio de 2016 Por
Así definieron los médicos la falta de seguridad en los centros de salud. Hoy paran tras la agresión a una profesional
descarga

"Antes corríamos para salvarle la vida a un paciente, ahora corremos para salvar la nuestra", dijo de manera categórica el presidente de la Asociación de Médicos Municipales (AMM), Jorge Gilardi,  al retratar la inseguridad que viven los profesionales de la salud de la Ciudad de Buenos Aires.

Los médicos llevan hoy adelante un paro de 24 horas en los 34 hospitales porteños en reclamo de mayor presencia policial, a raíz del ataque que sufrieron los médicos de la guardia del Hospital Juan A. Fernández el sábado pasado. Un pasacalle ubicado en el hospital Piñero destacaba el estado de alerta de los trabajadores de la salud: "Queremos usar guardapolvos blancos, no chaleco antibalas".

Gilardi expresó su preocupación al señalar que el violento episodio ocurrido en el centro de salud ubicado en el barrio de Palermo "fue un límite", tras sufrir "agresiones de todo tipo y no haber la respuesta necesaria para trabajar en forma tranquila".

"Una de las médicas me dijo: 'Yo corría por el pasillo del hospital para salvar mi vida'. Yo, que he hecho tantas guardias, digo humildemente que antes corríamos por los pasillos del hospital para salvarle la vida a los pacientes, se invirtió la carga de la prueba", sostuvo el médico municipal en diálogo con Luis Novaresio, por radio La Red.

Frente a este panorama, Gilardi manifestó que este tipo de circunstancias violentas "no solo afectan fuertemente al equipo de salud, sino a la esencia de la salud pública, que es el paciente".

"Esto lleva a una medicina defensiva y a que no estemos dando la prestación que somos capaces de dar", sostuvo, en referencia al impacto que producen los hechos de violencia y la inseguridad en el estado emocional e intelectual de los profesionales.

El malestar de los médicos se disparó el fin de semana pasado, luego de que una persona que dormía en una camilla agredió a los médicos, enfermeros y pacientes que esperaban en la guardia del Hospital Fernández, e hirió en la mano a la doctora Jimena Roca.

Según la AMM, este tipo de episodios se repiten desde abril de 2011, cuando el Gobierno nacional decidió retirar los 1.200 agentes de la Policía Federal que cumplían adicionales en 114 edificios públicos de la Ciudad, entre ellos los hospitales. Desde entonces, la seguridad quedó a cargo de empresas privadas, que no están habilitadas a reprimir en cuanto ocurran acciones violentas. 

Por ello, los municipales están exigiendo que vuelvan los uniformados a los centros de salud y reformas en las seguridad de las estructuras edilicias, entre otros puntos.

fuente de informacion- Infobae

Te puede interesar