Por qué a los perros les gusta lamernos la cara

Puede ser adorable, pero el exceso de contacto a la corta o a la larga lleva a infecciones no tan amigables.
23430-por-que-a-los-perros-les-gusta-lamernos-la-cara

Tanto si sos de los que se la pasan besando al perro en la boca o si estás en el bando de los que miran con asco a los que lo hacen, esta nota es para vos. La ciencia tiene una explicación a por qué los perros adoran lamernos la cara y, junto a ella, una advertencia a por qué deberíamos practicar esta conducta solo con seres de nuestra misma raza.

Quien vino a dar las respuestas es el doctor Leni K. Kaplan, del Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell. Su explicación suena bastante familiar: nos lamen para llamar la atención porque así es como se comunican entre ellos. Además, huelen en la cara del dueño un sabor familiar que los reconforta. Muchas veces la lamida viene acompañada de un movimiento frenético de cola, expresando felicidad.

Ahora, lo que deberíamos haber supuesto: la boca de los perros está llena de bacterias. Los vemos lamer baldosas, meter sus hocicos en alcantarillas y ocuparse de su higiene personal. Todo eso se traduce en patógenos zoonóticos, esos que se transmiten de animales a hombres, bacterias como la Clostridium, la E. coli, la Salmonella y la Campylobacter. Podemos seguir con el contacto extremo, pero nuestra boca, nariz y ojos pueden convertirse en medios de transporte de una infección.

Fuente de la Información: La Nación

Te puede interesar