La Iglesia festeja.Se cumplen 100 años de la aparición de la Virgen.

Efemerides 13 de octubre Por
1917 – En Fátima (Portugal), ante unos 70.000 testigos aproximadamente, los pastorcitos Jacinta Marto, Francisco Marto y Lucía dos Santos afirman que pueden ver a la Virgen de Fátima y oír sus palabras.VIDEO
FÁTIMA - EL MILAGRO DEL SOL - FÁTIMA - OCT. 13 DE 1917

Los testigos oculares, aunque no pueden ver a la Virgen, son partícipes del "milagro del Sol". En 1916, tres niños pastores de seis y nueve años habían experimentado, en tres ocasiones distintas durante la primavera y el verano de ese año, una presencia angélica mientras pastoreaban sus ovejas, dos veces en la cueva Loca do Cabeço, en Valinhos, y otra en el Pozo del Arneiro, en casa de Lucía, en Aljustrel.

Este Ángel de Portugal, o Ángel de la Paz, tal como ellos lo llamaron, les había enseñado a rezar para pedir la conversión de los pecadores, les había aconsejado cómo practicar del sacrificio cotidiano y la adoración a Dios a través de la eucaristía. En su narración, los niños lo consideraron como una preparación para las visitas de la Virgen María que iban a tener lugar posteriormente, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917.

En esa última oportunidad, ante miles de peregrinos que llegaron a Fátima, se produjo el denominado "Milagro del sol", en el que, luego de la aparición de la Virgen María a los pastorcitos, se pudo ver al sol temblar, en una especie de "danza", según relataron los que estaban ahí. Luego de una intensa lluvia, las oscuras nubes se abrieron y dejaron ver el sol, que según los testigos lucía como un suave disco de plata.

hqdefault

Entonces, la luz del sol tomó diferentes colores y el sol pareció caer sobre las miles de personas, que se habían ya puesto de rodillas. El milagro duró alrededor de tres minutos. Además del "Milagro del sol", los pastorcitos dijeron haber visto imágenes de Jesús, la Virgen María y San José bendiciendo a la multitud.

La Virgen se presentó como la Señora del Rosario. La gente se preguntaban los unos a los otros lo que habían visto. La gran mayoría admitió ver el sol danzando y temblando, otros afirmaban que habían visto el rostro de la Virgen Santísima. Otros juraron que vieron el sol girar como una rueda que se acercaba a la tierra como si fuera a quemarla con sus rayos. Algunos dijeron haber visto cambios de colores sucesivamente.

Te puede interesar