MOMENTOS DE REFLEXION..Placer, Felicidad, Alegria, Dicha

PARA REFLEXIONAR... 09 de octubre Por
Aquel que medita se comunica con su ser en una forma más profunda y logrando la felicidad en forma cualitativa no necesita la emoción cuantitativa ya que su placer y felicidad se funden en un sentimiento pleno de dicha y alegría, es más psicológico que fisiológico.
ser-feliz-reconocer-vale-pena-vivir

Lo que se llama Felicidad  depende de cada persona, en la mayoría de las personas todo lo placentero son sinónimos de felicidad, creen y aceptan que un momento o varios momentos de placer le otorgan el título de personas felices, por lo que con el tiempo o luego de varios momentos siempre van cambiando su interés o fuente de placer.
Ellas son pequeñas emociones y muy superficiales, no llegan a la profundidad del ser o interior de cada uno, eso es así pues se preocupan por la cantidad y no la calidad.

La felicidad se disfruta en todas las pequeñas cosas, pues con la meditación y puesto que no genera solamente un alivio ese momento de dicha como lo produce el placer, sino que es un momento de enriquecimiento, de plenitud que desborda del simple placer físico, algo que se ilumina desde tu ser, perdiendo importancia tu cuerpo y las sensaciones físicas que proporciona el placer, es como decir “un placer recargado”, es algo más profundo más elevado cercano a “LA DICHA”.

La DICHA total ya es algo Divino, bien no llegamos así a lo supremo, allí ya estaríamos hablando de una elevación mayor, a la iluminación de todo tu ser, donde toda la oscuridad ha desaparecido, desaparece todas las ansias, el ego, las tensiones, te encuentras en un estado de total satisfacción. 

Para ello debes llegar a ser un meditador y vaciarte de los momentos vacios.
Regresando a la comparación y diferencias entre Placer, Felicidad y Dicha, lo primero es animal, físico, fisiológico, puede ser lo sexual, la bebida, la comida o la estimulación de cualquier de tus otros sentidos, llegando a veces a convertirse en una obsesión o adicción que te ira destruyendo lentamente.

Todo ello se conecta solo con tu ser exterior, lo que ocurre y se mueve en la periferia de tu caparazón que es tu físico, no llega ni es tu Centro, no tiene independencia ni existencia propia depende de cosas exteriores, es completamente dependiente, crea una Esclavitud una dependencia, una forma de prisión, y como nuestro principal enemigo es la mente, ella siempre busca y necesita algo nuevo, si tu placer es una determinada comida, o helado, de pronto sentirás que ya no te produce el placer que te daba antes, que necesitas probar otro gusto, otros olores, otros colores, sigues dependiendo de algo, sigues esclavizado de algo o de alguien que te produce placer por breves momento y solo percibido por tu ser exterior, por tu frontera formada por tus sentidos, por el órgano más grande del cuerpo que es la piel.

El placer solo entrega un estado de deseo permanente, de agitación y excitación continua y en algunos casos insaciable, que en ocasiones te hacen sentir entre dos fuegos ya que algunos te conducen hacia una dirección y otros en sentido contrario, te conviertes a ti mismo en una contradicción, en un ser dividido.-

La Felicidad es humana, el placer depende de los otros, la felicidad solo de ti mismo, es algo psicológico, es un escalón más elevado que el placer, este se lo podría definir como más primitivo, desde los orígenes del hombre y su comportamiento originario con la raza a la que pertenece, es decir es más relacionado a los sentidos y comportamientos animales.

Jamás debes conseguir Ser Feliz a costa de la infelicidad de otros, no confundas la verdadera Felicidad emerge desde Ti, la llevas dentro, es parte de Tu ser, de Tu Actitud y de la forma como te comportas con los demás y el entorno donde vives.

Te puede interesar