De castings de modelos a falsos empleos: cómo operan las redes de trata en Salta

Cosas que pasan... 29 de septiembre Por
Las víctimas son captadas por empleos llamativos con buenos salarios, pero son explotadas sexual y laboralmente. El 60% de los casos involucra a niñas, adolescentes y mujeres. Cómo prevenir el delito.
74037_20170217141127

El delito se reinventa. Las víctimas caen en las trampas de redes de trata de personas que ofrecen empleos llamativos, con poca carga horaria y salarios atractivos. También hay casos donde convocan castings de modelos para falsas campañas televisivas, con servicios y presencias internacionales. 

La captación de las víctimas se constituye como el paso inicial, es la instancia de reclutamiento a través de diferentes métodos. Desde la Policía de Salta dieron a conocer que la forma predominante es el engaño a través de los falsos ofrecimientos laborales. 

La búsqueda de niñeras o bien para el cuidado de adultos mayores, servicio doméstico o personal para locales gastronómicos suelen ser las ofertas más utilizadas por las redes para la explotación sexual de las víctimas. 

En la mayoría de los casos, las víctimas no se reconocen como víctimas de un delito porque no tienen conocimiento de sus derechos. 

Pero también hay casos donde las víctimas participan en castings de modelaje, cortos publicitarios para programas de televisión que nunca se emitirán. Son captadas a través de avisos clasificados en los diarios o difundidos en la vía pública o internet. 

Otra categoría es el enamoramiento, cuando mayores intercambian mensajes con menores de edad haciéndose pasar por jóvenes de la misma edad para entrar en confianza. A partir de allí pautan un encuentro donde la víctima es secuestrada.

El perfil de las víctimas

Al estar situada en una zona de frontera, Salta es una de las provincias más afectadas por las redes de trata de personas, más propensas a la explotación sexual de las víctimas que, en pocos minutos, pueden ser sacadas del territorio argentino. 

Desde la División Trata de Personas indicaron que el secuestro es la forma de captación más dura de las personas. Suelen ser mujeres jóvenes  que buscan el primer empleo, pero también hay casos donde las víctimas son niños. En menor cantidad hay casos donde las víctimas son varones. 

En el caso de las mujeres, las redes optan por víctimas de 14 a 35 años para la explotación sexual. Los hombres suelen estar ligados más a la explotación laboral y la franja etaria va desde los 14 a 45 años, de acuerdo a sus posibilidades de rendimiento laboral.

El contexto y la ubicación de la Provincia mantienen en alerta a la fuerza que debe luchar a diario contra la explotación sexual y laboral. Este último tipo de delito está relacionado con el reclutamiento de familias completas que mayormente son engañadas en tareas agropecuarias. 

Los adultos suelen aceptar ofrecimientos de empleos con buenos salarios y la provisión de una vivienda. Sin embargo ignoran que trabajarán en condiciones de hacinamiento, en zonas inhóspitas y en instalaciones riesgosas, con una alimentación precaria, recibiendo malos tratos con privación de la libertad y una paga insuficiente.

Números que preocupan: cómo prevenir el delito

Según datos oficiales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, en la última década unas 460 personas fueron rescatadas en Salta de las manos de redes de trata. El indicador contempla los casos de operativos desarrollados en la provincia o bien porque la víctima era oriunda de Salta y fue rescatada en otra provincia o país vecino. Las víctimas fueron rescatadas luego de 130 operativos. 

El 60% de los casos está representado por mujeres, incluyendo niñas, jóvenes y adultas. La mayoría de ellas eran explotadas sexualmente y otras padecían el trabajo esclavo. 

Para prevenir el delito, desde la Policía recomiendan desconfiar de los anuncios o personas que ofrecen trabajos con salarios atractivos. En algunos casos piden a las víctimas fotografías en bikini o con poca ropa. En caso de acudir a una entrevista es preferible hacerlo acompañado de un familiar. 

También, cuando el salario es demasiado alto y las oportunidades de trabajo suelen ser falsas atraen a sus futuros empleados con sumas de dinero que no se condicen con la función o puesto. Es importante permanece alerta porque, muchas veces, se envía el curriculum vitae y la víctima es notificada casi de forma inmediata que fue seleccionada.¡Desconfiá!

Las redes suelen utilizar un lenguaje comercial para captar a las víctimas. Suelen utilizar frases positivas y motivadoras para seducir a las potenciales víctimas. 

Un aspecto clave es investigar a la empresa que ofrece el trabajo. Si no existe información en la web, lo más probable es que se trate de una empresa fantasma. "Un negocio consolidado tendrá una página web donde ofrecerá información propia. Si no es así, desecha la oferta", indicaron desde la Policía. 

El aprovechamiento

Cualquier persona puede ser víctima de explotación sexual y laboral. Las redes aprovechan situaciones de vulnerabilidad socioeconómica, relacionadas con las migraciones. 

Afecta a mujeres, niños, adolescentes, travestis y personas trans. En la mayoría de los casos, las víctimas no se reconocen como víctimas de un delito porque no tienen conocimiento de sus derchos. 

Suelen estar amenazadas ellas y sus familias y por temor a que algo pueda pasarles les resulta difícil denunciar sus casos. Si sos víctima o sabés de alguien, llamá al número gratuito 145 o aportá tu denuncia al Sistema de Emergencias 9-1-1. También podés comunicarte a los números de la División Prevención y Lucha contra la Trata de Personas y Asistencia a sus víctimas: 3874273104, 3875178214 o 3874100115. 

FUENTE LA GACETA

Te puede interesar