Mario Cargnello volvió a pedir la continuidad de la educación religiosa en la provincia

Provinciales 16/09/2017 Por
El arzobispo se refirió a la realidad argentina. Habló de la desaparición de personas y de la especulación financiera
89356_20170915191206

El arzobispo de Salta Mario Antonio Cargnello volvió a pedir la continuidad de la educación religiosa en las escuelas, durante el discurso con el que cerró la procesión del Milagro ayer a la tarde.
“Que no se prive a los niños del derecho a una educación integral que incorpore la educación religiosa”, dijo Cargnello en el final de la ceremonia de renovación del pacto de fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro que hicieron los católicos en el monumento 20 de Febrero.
El referente de la Iglesia se refirió al tema cuando la Corte Suprema de Justicia debe resolver el reclamo de padres salteños que quieren que las escuelas públicas sean laicas. 
El arzobispo hizo este pedido en un palco en el que estuvo, entre otras autoridades, el gobernador Juan Manuel Urtubey, quien también defendió ayer la educación religiosa en diálogo con los medios de comunicación. 

“Desaparición”
Mario Cargnello además envió un mensaje especial a los jóvenes y habló de la desaparición de personas, cuando pasaron 45 días de la última vez que se vio al joven Santiago Maldonado en Chubut, buscado en todo el país.
Si bien no hizo una referencia específica al caso, el religioso dijo: “Anímense a comenzar juntos un tiempo nuevo que no tolere desaparición alguna, ni de las personas ni de las leyes que deben cuidar a las personas”.
El arzobispo también hizo alusión a la situación económica del país. “Argentina está en el corazón de las familias que necesitan una mano para no destruirse y mantienen la esperanza para llegar a fin de mes, para comer con dignidad, para conseguir vivienda y trabajo”, afirmó.
Mario Cargnello analizó la realidad argentina y reflexionó sobre la identidad nacional, al dirigirse a los fieles durante la ceremonia con la que termina la procesión del Señor y la Virgen del Milagro.

“¿Qué nos divide? Tenemos una tierra bendecida por abundante fecundidad, una historia rica de vidas ofrendadas, de argentinos audaces y serviciales. Convive con ella otra historia : la de los desencuentros que trajeron dolor y muerte”, planteó.
Sobre el significado de la república, el religioso consideró: “La Argentina está en el corazón de cada uno de nosotros. Es de todos y es de nadie. Está el corazón del que es capaz de vencer la tentación, de excluir, de etiquetar, de marginar”.
Cargnello manifestó que el país también “está en el corazón del niño que es acogido en su familia, en el de tantos niños que mendigan amor, en el de los jóvenes que estudian, trabajan y se esfuerzan por superar dificultades y también en tantos jóvenes sin ilusiones que se encuentran en las esquinas”.

“Especulación financiera”
La ceremonia reunió en el monumento 20 de Febrero a los fieles, que hicieron la procesión con las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro desde la Catedral Basílica.
En este lugar Mario Cargnello se dirigió a la comunidad católica y luego los creyentes retornaron caminando al templo, al igual que las imágenes.
El arzobispo agradeció a “los trabajadores que a lo largo de la jornada, con su esfuerzo, permiten que el país progrese y que las empresas crezcan para ofrecer mejoras a la calidad de vida de la ciudad”. Además, apeló al “corazón de los empresarios coherentes con su vocación, que son austeros en su estilo de vida, velan por sus obreros y no juegan en el mundo de la especulación financiera”.
Con respecto a los políticos, destacó a los que “son capaces de decir la verdad, mirar a los más pobres y darles prioridad”.
El religioso también dedicó un momento de su extenso discurso a recordar a “los mayores, que nos contienen con sabiduría y esperan nuestro reconocimiento” y a “los enfermos, que nos conceden el privilegio de acompañarlos en su dolor”.

FUENTE TRIBUNO SALTA

Te puede interesar