El 1% de la población argentina sufre hepatitis C

Spacio al Saber 13 de septiembre Por
Son 400.000 argentinos los que poseen la enfermedad y se estima que 6 de cada 10 lo ignoran. Durante la primera quincena de septiembre y en todo el país se realiza una campaña de detección gratuita de hepatitis C
89239_20170913151030

Hasta este viernes 15 se brindará información y se harán testeos rápidos para detectar este virus, que afecta a cerca de 400.000 argentinos, de los cuales se estima que 6 de cada 10 no están diagnosticados. “Tenemos que salir a buscarlos, para que lleguen al diagnóstico y podamos tomar las medidas necesarias para preservar su salud, controlar el estado de su hígado y poder curarlos, sostuvo el doctor Jorge González, Jefe del Servicio del Laboratorio Nacional de Referencia para Hepatitis Virales del Instituto Carlos G. Malbrán.

En los casos en que el test dé positivo, el equipo médico llevará adelante más estudios para confirmar el diagnóstico y brindará todo el asesoramiento necesario al paciente sobre los siguientes pasos para realizar un adecuado manejo de su condición.

400.000 argentinos padecen hepatitis C y cerca de 6, 7 personas de cada 10 todavía lo ignoran. Durante la primera quincena de septiembre y en todo el país se realiza una campaña de detección gratuita de hepatitis C. En Salta se realiza en el Hospital del Milagro.

Muchos creen que no estuvieron expuestos a ninguna situación de riesgo de contraer hepatitis, pero la gran mayoría de los diagnósticos sorprenden a la persona y le cuesta identificar cómo sucedió. Las vías de contagio son: a través de sangre infectada, fundamentalmente por transfusiones de sangre y hemoderivados antes de 1993 (año en el que se incluyó a este virus en los controles pretransfusionales en Argentina), el uso de instrumental médico y odontológico mal esterilizado, por compartir cepillos de dientes, afeitadoras, jeringas u otros elementos cortantes, a través de la realización de tatuajes y piercings sin los cuidados necesarios, relaciones sexuales sin protección y de madre a hijo durante el embarazo.

El virus de la hepatitis C se aloja en el hígado y, si no es tratado, puede ir lentamente generando daño progresivo hasta ocasionar falla hepática, cirrosis, tumores en el hígado y requerir un trasplante. “Tenemos que hacer todo lo posible para no llegar tarde, porque en esa etapa es menor la ayuda que podemos brindarle al paciente. Uno puede curar la hepatitis y reparar el daño que el virus le produjo en el hígado cuando el tratamiento se inicia en forma precoz”, agregó el doctor Ezequiel Ridruejo, médico hepatólogo, actual presidente de la AAEEH.

Este tipo de hepatitis se puede curar en más del 95% de los casos, por eso es tan necesario llevar adelante iniciativas de detección en toda la Argentina. La detección de hepatitis C se llevará a cabo con ‘test rápidos’, que brindan resultados en 30 minutos, y que fueron donados por el Rotary Club Internacional a través de la Asociación Brasilera de Portadores de Hepatitis (ABPH) en el marco de la Campaña Internacional Hepatitis Zero.

La hepatitis C es un caso paradigmático en la historia de la Medicina moderna, porque es una condición crónica, potencialmente grave, que hoy se puede curar. “La OMS ha planteado a nivel mundial el ambicioso desafío de eliminar este virus para el año 2030. Con el objetivo de dar los primeros pasos en ese camino, es fundamental detectar a los pacientes, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, por eso estamos convencidos de la necesidad de llevar adelante campañas como ésta”, aseveró el Dr. Ezequiel Ridruejo, médico hepatólogo, presidente de la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado.

FUENTE LA GACETA SALTA

Te puede interesar