Emprendedores rosarinos fabrican ladrillos ecológicos

Provinciales 10 de septiembre Por
Rafael Suárez y Félix López abrieron su fábrica hace un mes y tienen mucho trabajo.Esta microempresa con sentido ambiental ha generado mucha repercusión en la ciudad.
1505006275544
LADRILLOS ECOLOGICOS-

Mucho se habla de la protección del medio ambiente y el modo en que cada uno puede contribuir generando propuestas alternativas que sean sustentables y no contaminen.

Con esta premisa, dos emprendedores de Rosario de la Frontera proyectaron una idea innovadora para la zona, con la idea de cambiar patrones en los estilos de construcción.

Con el apoyo del municipio, Rafael Suárez y Félix López buscan imponer su marca en el mercado, a la vez que brindan empleo a ocho familias que trabajan en la confección del producto.

Los propietarios indicaron que la idea tuvo origen hace bastante tiempo, pero primero hubo que hacer capacitaciones y un estudio de mercado para ver la factibilidad de la idea. "Con mi amigo y socio Félix veníamos con esta idea desde hace aproximadamente un año. De a poco nos fuimos informando y metiéndonos en el tema, ya que nos pareció algo muy innovador para la ciudad y la zona. Nos consideramos visionarios, ya que por un lado estos ladrillos pueden llegar a disminuir la quema indiscriminada de árboles y por otro son más accesibles a los compradores", destacó Rafael Suárez.

Es importante destacar que reciben el nombre de ecológicos por el hecho de que no se necesita ningún método de cocción para obtener el producto final. Se utiliza arena, cemento, cal y tierra no fértil, que esté por debajo de los 50 centímetros de la capa superior.

Diferencias con otros ladrillos

A diferencia de un ladrillo común, el ecológico tiene muchas virtudes. Por un lado es antisísmico y está probado por normativas nacionales. Muchas casas del plan Procrear han sido construidas con este tipo de ladrillos. Aguantan hasta 140 kg de presión por centímetro cuadrado, mientras que uno convencional solamente llega a 45 kg. Pero la novedad más sobresaliente pasa por el factor económico y temporal. Con este método de construcción se ahorra tiempo y dinero, porque no requiere cemento para el pegado ya que se encastra con un adhesivo.

Suárez quiso agradecer también el apoyo de la comuna local para que su emprendimiento tome fuerza y hoy pueda tener un rol protagónico en la sociedad. "Nosotros nos capacitamos con un profesional antes de lanzar el producto al mercado. Tuvimos el apoyo del intendente Gustavo Solís y del secretario de Producción, Dante Singh, a quienes les agradecemos mucho porque este proyecto está creciendo. También agradecemos a Walter Succi, de la fundación Sagrado Corazón, y a Mario Luque, quienes nos hicieron valiosos aportes", dijo.

Los emprendedores también quisieron destacar que la maquinaria con la que cuentan actualmente es muy productiva. Sin embargo, el lugar en el que están trabajando ( Villa Los Álamos) es muy precario.

"Queremos dejar en claro que si bien somos emprendedores, con esto podemos ayudar a mucha gente, ya que este ladrillo es mucho más económico y se ahorra un 40% en el costo de la construcción total. Por lo tanto, familias de clase baja y media podrían tener un acceso más fácil y mucho más beneficios que con un ladrillo común o bloque, por la termicidad del producto. En invierno conserva el calor en el interior y en verano es fresco, ya que está diseñado con dos orificios internos para dicho fin", agregó Suárez.

Importante es subrayar también que en el emprendimiento se les brindó empleo a ocho jefes de familia, por lo cual favorece el índice de empleo en la ciudad, algo muy importante para todos.

1505006272699

FUENTE DIARIO TRIBUNO

Te puede interesar