La ruta 9/34 es de todos los argentinos porque es nacional, no es un kiosco de ninguna ciudad ni pueblo. 

Provinciales 08/09/2017 Por
El diputado nacional Guillermo Durand Cornejo defendió la megaobra de más 5.000 millones que la Nación todavía no puede comenzar, aunque está todo dispuesto, por estos “intereses mezquinos”, aseguró.
,                                    multimedia.normal.b77d917e16f04254.7275746120392033345f6e6f726d616c2e6a7067

¿Qué piensa del conflicto en torno a la traza de la ruta 9/34? 

Hace un año me vinieron a ver los vecinos de Metán preocupados por la traza de la ruta nacional 9/34, porque ellos pensaban que la iban a arreglar, a repavimentar y nada más. Pero el presidente Macri en campaña prometió que la iba a ensanchar y que en Salta la iba a hacer nueva, y comenzó a cumplir esa promesa. La ruta está en el presupuesto, ya están los planos, está todo listo para empezar a hacer una autopista circunvalación moderna, digna de las mejores ciudades del mundo, donde nunca una autopista atravesaría el ejido urbano, lo que realmente es un peligro. En el caso de Metán y de Güemes, hay un caos por la ruta que pasa por el medio de la población. Para ambas ciudades la nueva traza sería absolutamente positiva, y pienso que el interés de un puñado de comerciantes no puede anteponerse a los intereses y al bienestar general. 

¿Perjudicaría la nueva traza a los comerciantes? 

En Metán creen que por hacer la circunvalación se va a impedir el acceso a la ciudad, y eso es un error groso porque si alguien que va por la autopista quiere ir a tomar un café a la estación de servicio o a cargar combustible, en lugar de seguir por la autopista, sigue el camino de entrada al pueblo. Los metanenses que se manifiestan pretenden tener cautivos a los automovilistas y que entren aún en contra de su voluntad a la ciudad, ese es un pensamiento muy mezquino. 

¿Hay algún interés poderoso impidiendo la obra?

Está claro que hay un interés económico de algún comerciante importante que arrastra a otros en este pedido sin sentido, y que se quiere anteponer a los intereses de todos los metanenses, de los salteños y de los argentinos. En el interés está la seguridad de las personas porque hoy nadie se acuerda de cuántos han muerto, de todos los accidentes que se producen en la zona urbana de esta ruta nacional. Hay un atraso tan grande en obras en la Argentina, que es muy positivo que se hayan destinado más de 5.000 millones de pesos para esta obra sobre la ruta 34, que ya tendría que estar iniciada, pero que lleva atraso y corre el riesgo de perderse la inversión por los intereses de un puñado de comerciantes y la miopía de un intendente. Hay que pensar en Metán, en Güemes, en Tartagal, en todos los salteños y en los argentinos. 

¿Qué puede pasar?

Dos cosas: se hace la traza tal como es el plan de la Nación, o Salta pierde la plata que se iba a invertir en esta megaobra, y no estamos en condiciones de resignar semejante beneficio.

¿Podría la Nación hacer la ruta a pesar de las oposiciones?

Mañana mismo si quisiese, pero este Gobierno pone el diálogo por delante, no se le cruza poner en marcha una obra de más de 5.000 millones sin consultar a las provincias. Está todo trabado por estas manifestaciones, nada más que por eso. 

¿Qué le queda por recalcar?

Que prendamos la luz para detectar muy bien al comerciante que tiene interés en que esta autopista no se haga. Yo miro al pasar por Metán y lo único que veo grande en la ruta es una estación de servicio, después son todos negocios de pueblo que no tienen por qué cerrar ni qué perder porque no paran todos los autos que pasan por Metán a comprar. 

FUENTE DIARIO TRIBUNO

Te puede interesar