Tragedia en Balboa: imputaron a dos jefes de Gendarmería

Nacionales 08/07/2016
Tragedia en Balboa: imputaron a dos jefes de Gendarmería
Dos altos mantos del Destacamento Móvil 5 de Gendarmería Nacional, con asiento en Santiago del Estero, fueron imputados por la Justicia Federal en la causa que investiga la peor tragedia vial de la fuerza, que le costó la vida a 43 efectivos, ocurrida el 14 de diciembre del año pasado.
Se trata del suboficial mayor Ricardo Ernesto Villasanti, encargado de la División Motorizada, y del comandante Juan Carlos Germán, Oficial Logístico del Destacamento Móvil 5.
"Están imputados por incumplimiento de funcionarios públicos y he pedido que sean convocados a prestar declaración indagatoria", confirmó  el fiscal federal Ricardo Toranzos, a cargo de la investigación.
El juez federal Julio Bavio, a cargo de la causa, fijará fecha para la indagatoria una vez que finalice la feria judicial por las vacaciones invernales.

EL NEUMÁTICO DELANTERO

El fiscal Toranzos explicó ayer que hasta ahora la investigación evidencia que el trágico vuelco se originó en el reventón del neumático delantero derecho porque ya no estaba en buenas condiciones.
El lunes 14 de diciembre de 2015, minutos después de las 2, el coche marca Mercedes Benz, Colcar, color verde, interno Nº 08017 perdió estabilidad pocos metros antes de ingresar en el puente del arroyo Balboa, sobre la ruta nacional 34. Segundos después cayó al lecho quedando con las ruedas hacia arriba. Cuarenta y nueve efectivos más dos choferes habían partido tres horas antes del Destacamento Móvil 5 de Santiago del Estero. Iban a Jujuy, cuyo Gobierno había pedido ayuda al Ministerio de Seguridad de la Nación para contener una protesta de la agrupación que lidera Milagro Sala.
El fiscal Toranzos explicó que las pericias de la División Criminalística de la Policía de la Provincia mostraron que en el tramo de la ruta nacional 34 en el que ocurrió el vuelco "no registra la existencia de baches".
"También se pudo determinar que los choferes que estaban a cargo de la unidad eran experimentados", señaló el funcionario judicial.
En el expediente, al menos dos gendarmes que habían conducido en los días previos el colectivo interno 08017 dijeron que los neumáticos estaban "deformados" y que era peligroso hacer circular la unidad sin renovarlos. Añadieron que si bien no quedó registrado el desperfecto, al regresar a la unidad avisaron a sus superiores sobre la necesidad de reemplazarlos, algo que no se hizo.
Tres gendarmes que sobrevivieron a la tragedia en Balboa coincidieron en afirmar en su declaración testimonial que antes del vuelco sintieron "un estallido", que luego vieron que el vehículo perdía estabilidad y caía al arroyo.

Te puede interesar