En Salta unidos en un solo reclamo por Maldonado y Crespo

Provinciales 12 de agosto Por
“No puede haber grietas cuando hay desaparecidos”, con ese lema distintas asociaciones de Derechos Humanos, Políticas, y personas independientes marcharon también en Salta para pedir la aparición con vida de Santiago Maldonado y también en reclamo por la situación de hostigación policial en las que falleció el militante de Kolina, Sergio Crespo.
11910-no-puede-haber-grietas-cuando-hay-desaparecidos

Los manifestantes en Salta marcharon por los Tribunales Federales, la Plaza 9 de Julio (rodeada de vallas ante un espectáculo programado), y terminaron realizando el acto principal en calle Belgrano, al frente de la sede del Ejército.

El militante Maldona se encuentra desaparecido desde el primero de agosto tras la represión ejercida por Gendarmería en el Pu Lof Resistencia del departamento Cushamen, cerca de Esquel, en la provincia de Chubut.

La última vez que se vio a Santiago, las versiones aseguran que quedó del otro lado del río mientras Gendarmería avanzaba contra los manifestantes. Y nunca más se supo de él.

El Gobierno esta semana negó en todo momento que haya sido llevado por la fuerza uniformada nacional y hasta hubo situaciones de confusión en medios de difusión en redes de la supuesta aparición de Maldonado en Entre Ríos.

"Es una forma más de confundir", dijo ayer Nenina Lescano, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos, al lamentar que a esta altura y con un gobierno democrático se deba exigir nuevamente la aparición con vida no solo de Maldonado sino también de Julio López.

"No hemos terminado de enterrar a nuestros seres queridos. Yo aún espero hacerlo con los restos de mi padre que aparecieron hace dos años en el Pozo de Vargas, que ya tenemos que salir a marchar por otro desaparecido", dijo.

También por Sergio Crespo

En la marcha también se reclamó por la situación de hostigación policial en las que falleció el militante de Kolina, Sergio Crespo, en la madrugada del jueves último al sufrir un infarto.  

El y su compañera, Gloria Ríos, habían salido a realizar pegatinas como lo realizaban hace unos 40 años tras la vuelta de la democracia. A los 15 minutos de haber salido de su vivienda, un patrullero hostigó a la pareja a preguntas, pese a que se les quiso demostrar que Sergio estaba delicado y que contaba con un carné de discapacidad por ello. El hostigamiento siguió y Crespo cayó víctima de un colapso.

FUENTE NUEVO DIARIO DE SALTA

Te puede interesar