Una buena forma de sumar el poder de las semillas a tu dieta

En los últimos años la popularidad de las semillas creció por los beneficios que aportan elementos indispensables para la salud. Cómo podés obtener el máximo de sus beneficios.
0810_shutterstock_semillas_g

Hay de distintos tipos con propiedades diversas y todas son recomendables para incorporarlas a tu dieta.

Las semillas son un alimento sano con vitaminas, minerales y omega 3 y 6. Sirven para aumentar la proporción del colesterol bueno, HDL, y así disminuir el malo, LDL y su alto contenido en fibras hacen que mejorar el tránsito intestinal, entre otros efectos beneficiosos.

Antes de consumir es importante prepararlas bien y conservarlas siempre en un lugar fresco y seco. Asimismo, hay que asegurarse que no tienen cáscara para poder absorber todas sus propiedades: “Si lo que querés consumir es el contenido de la semilla inevitablemente lo tenés que triturar porque los humanos no están capacitados para digerir la corteza”, indicó el doctor Silvio D. Schraier, médico especialista en Nutrición (MN 57648).

Consultado por cuáles de las semillas son más beneficiosas, afirmó: “En promedio tiene todos lo mismo”. “La mejor cosa es mezclar un poco de todo, de sésamo, amapola, girasol, lino, de cáñamo. Así se mechan las propiedades de absolutamente todo”.

Para poder incorporarlas a tu dieta lo mejor es mezclarlas en cualquier alimento: “Se pueden mezclar absolutamente con cualquier tipo de comidas. Lo más habitual y sencillo es terminar de armar la ensalada y echar semillas arriba, pero también está de moda los panes con semillas, o añadirlas en un pastel de papa y carne, en una tarta de carne, en un yogur en el desayuno, en cualquier lado”.

Con consumir dos cucharadas de postre de un mix de semillas por día es suficiente para obtener todas las propiedades que necesitás.

FUENTE TN-SALUD

Te puede interesar