Primeras conclusiones de la CIDH tras visitar a Milagro Sala en la cárcel

Nacionales 17/06/2017
Explicaron que se encuentra detenida en un pabellón "en condiciones humanas razonables" y que la vieron "bastante abatida". La Comisión Interamericana de Derechos Humanos elaborará un informe general y emitiría su resolución a principios de julio.
Ampliar
Milagro Sala recibió a los representantes de la CIDH en el penal de Alto Comedero. Foto CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ya está trabajando en una resolución sobre la detención de Milagro Sala, luego de que una comisión se reuniera ayer con autoridades del Gobierno de Jujuy y visitara a la jefa de la agrupación Tupac Amaru en el penal de Alto Comedero. Una de las primeras conclusiones es que se encuentra en un pabellón "en condiciones humanas razonables".

Así lo manifestó el presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, quien confirmó que pudieron observar las condiciones de detención, además de conversar con las autoridades provinciales y del servicio penitenciario en relación a la situación específica de Sala.

"Con esta percepción e información que obtuvimos, y que vamos a reflexionar y procesar, nosotros la comunicaremos a nuestros colegas y tendremos los elementos más claros, más actuales y más reales para resolver la medida cautelar", afirmó Eguiguren en contacto con la prensa local al salir del penal.

Recordó que su visita tuvo que ver con una invitación del Gobierno argentino, debido a que existe una medida cautelar interpuesta ante la CIDH el 28 de enero del año pasado.

Eguiguren sostuvo que en el pabellón de mujeres donde se encuentra Sala existen "condiciones humanitarias razonables", aunque advirtió que la dirigente "se encuentra bastante abatida".

En ese sentido, remarcó que su estado de ánimo se debe a lo que "significa su reclusión, que ella considera injusta, además de sentirse afectada por la cantidad de procesos judiciales y denuncias, que ponen incertidumbre sobre su situación".

En esa línea, la vicepresidenta del organismo, Esmeralda Troitiño, indicó que "Milagro (Sala) se encuentra en un situación de mucha presión", que "tiene todas las características de una líder" y que, en ese contexto, es que deberán "hacer una evaluación de lo que representa para ella toda esta presión que está viviendo como una detenida con 13 causas en su contra".

Los referentes de la CIDH anticiparon que "en la próxima sesión del organismo, prevista para los primeros días de julio en Perú, se pueda "tener una respuesta sobre esta petición".

Finalmente, apuntaron que la recomendación que emitirá el organismo internacional "es bastante más amplia en relación a una determinación de una detención arbitraria" -como la del Grupo de Trabajo de la ONU- y que "tiene que ver con analizar el riesgo para la vida, la salud, la integridad física, condiciones de detención, derechos de defensa, entre otros, que al estar el país involucrado en un sistema internacional tendrá la obligación de dar respuesta".

,2º    BJWJiTMXW_930x525 (1)

Por otro lado, los abogados de Sala, Elizabeth Gómez Alcorta y Luis Paz, calificaron la reunión de "altamente positiva" y revelaron que "el presidente de la Comisión fue puntilloso con algunos cuestionamientos de la situación de los expedientes abiertos contra la dirigente, y se dio por anoticiado de alguna cosas que no habían sido reveladas por parte del Gobierno provincial".

La llegada de la comitiva a la cárcel se produjo poco después de las 15 e inmediatamente comenzaron a verificar si en esa institución "se respetan los derechos humanos de la dirigente social", según consignaron en la cuenta oficial de Twitter del organismo, en el que fueron publicando imágenes de los distintos momentos de la visita.

En la reunión, que tuvo como escenario la celda de la diputada electa del Parlasur, la CIDH tomó nota de los "elementos que Sala considera se deben tener encuentra en relación a su liberación y sus condiciones de detención".

Las reuniones de la CIDH habían empezado por la mañana, cuando fueron recibidos por poco más de una hora por el gobernador Gerardo Morales y otros funcionarios provinciales, tras la cual expresaron que hubo un intercambio de información que las autoridades de la CIDH "no tenían", según indicó el ministro de Gobierno y Justicia, Agustín Perassi.

La delegación de la CIDH también estuvo integrada por el abogado especialista en derechos humanos Jorge Meza, quien coordina el Grupo de Protección, encargado de tramitar las solicitudes de medidas cautelares.

En la CIDH están pendientes de resolución dos medidas cautelares presentadas por organismos de derechos humanos en favor de la dirigente de la Tupac Amaru: una de ellas reclama la libertad de Sala y la otra pone el foco en sus condiciones de detención.

Sala permanece detenida en Alto Comedero en el marco de causas donde se la acusa de extorsión, fraude a la administración pública y asociación ilícita, entre otros cargos.

Fuente: Télam

Te puede interesar