La uva: una fruta pequeña pero poderosa las propiedades de esta fruta milenaria

Spacio al Saber 28/05/2017 Por
Las uvas son las frutas que se obtienen de la vid. Los racimos en los que crecen pueden contener entre seis y 300 de ellas. Además de consumirse frescas, comercialmente se las utiliza para producir mosto, vino y vinagre. Junto con el aceite de oliva y el trigo, son uno de los pilares de la cocina mediterránea.
58a3875818b5f_crop

El hombre cultiva esta fruta desde los tres mil años antes de Cristo, aunque fueron los romanos quienes más fomentaron su producción. Existen más de tres mil variedades, pero se las suele dividir entre uvas de mesa, para consumir frescas o desecadas, y uvas viníferas, que son más ácidas. Pueden ser negras, moradas, amarillas o rosadas. Todas ellas poseen grandes beneficios para la salud. 
 

Son una gran fuente de antioxidantes
Las uvas se destacan por su contenido de polifenoles, compuestos que protegen las células de agentes dañinos tales como los tóxicos o los radicales libres.

El resveratol, un tipo de poliefenol que se encuentra mayormente en la piel de las uvas violetas, es muy beneficioso para el corazón. Un artículo del Journal of Cardiovascular Pharmacology reveló la importancia de esta sustancia para proteger las arterias y preservar la salud cardiovascular. 

Son muy ricas en potasio
Según un artículo de la Fundación del Corazón, un racimo de uvas es capaz de suplir más del 15% de la ingesta diaria recomendada de potasio. Este elemento es muy bueno para regular la presión arterial, ya que permite reducir los niveles de sodio en sangre. 

Desintoxican el organismo
Su alto contenido de potasio también las hace perfectas para depurar el cuerpo. Esto se debe a que ayudan a regular la cantidad de líquido presente en el organismo. También poseen vitamina B, de gran importancia para metabolizar las grasas e hidratos de carbono.

Ayudan a regular las funciones intestinales
Las uvas son un excelente laxante natural, ya que son ricas en fibra. Para combatir el estreñimiento, se recomienda comerlas con piel y semillas, ya que son éstos los elementos que más ayudan a regular el funcionamiento del intestino.

Le dan energía al cuerpo
Gracias a su contenido de azúcares e hidratos de carbono, las uvas son un excelente energizante. Por este motivo, se las suele incluir en la dieta de aquellas personas que realizan mucha actividad física. Al mismo tiempo, se aconseja su consumo para vigorizar mentes cansadas.

Humectan la piel
Las uvas también tienen propiedades cosméticas. Su aplicación tópica ayuda a embellecer la piel. Esto se debe a su gran capacidad de hidratación, lo cual también contribuye a combatir las arrugas y los síntomas de la sequedad. Para aprovechar estos beneficios, puedes preparar una mascarilla. Simplemente deberás colocar un pocillo de uvas en la licuadora y licuar hasta obtener una pasta homogénea. Luego, aplica esta preparación sobre la piel y déjala actual por 15 minutos. 

Fuente LV12 Online | La Radio Líder De Tucumán

Te puede interesar