Historias que conmueven, Una mamá de seis hijos murió y su mejor amiga los adoptó a todos

Cosas que pasan... 09/06/2016
La mujer falleció de cáncer y su amiga, que ya tiene tres hijos, decidió cumplir con una promesa que le había hecho.

Beth Laitpek sabía que iba a morir. Su vida no había sido fácil, pero no imaginó que su final llegaría tan rápido. A los 40 años, un cáncer le estaba haciendo escribir la última página de su existencia, que a pesar de los contratiempos, fue feliz gracias a los seis hijos que trajo al mundo.

Pero Beth tenía un deseo, uno sólo antes de partir: "Si no ocurre un milagro, ¿tendrías a mis seis hijos juntos como si fueran tuyos?". El pedido, realizado desde su cama en un hospital de Virginia, Estados Unidos, sonó a ruego. Y estaba dirigido a su mejor amiga, la de toda la vida, Stephanie Culley.

Según publica el diario MUY, Stephanie no dudó un segundo para responder: "Sí". Sin pensar que ya tiene tres hijos propios y la nueva familia requerirá profundos cambios, aceptó el encargo más duro de su vida.

Stephanie, de 39 años, y su marido, Donnie, están buscando una nueva casa en Alton, el pueblo de Virginia donde vivían los chicos adoptados por ellos. No quieren que dejen de ir al colegio que concurrían ni que pierdan sus amistades. Serán los tres hijos propios de la pareja los que deberán acomodarse al nuevo destino.

El matrimonio está esperando los documentos legales de las seis adopciones que les serán entregados en pocos días. Saben que esos niños necesitan de mucho amor. Para ellos, su mamá Beth era una superheroína. La mujer los crió sin tener a su lado al padre de los nenes, que la abandonó y ni siquiera fue al hospital a verla en sus últimos días.

Stephanie (arriba con hijos propios y adoptados) toma su enorme gesto como algo natural y no como una obligación: "Cuando los médicos dijeron que ya nada se podía hacer por Beth me reuní con ella en el cuarto del hospital. Le prometí que los tendría a todos, pero faltaba algo: la opinión de los pequeños. Los reunimos a todos en el cuarto y Beth les preguntó con quién querían estar cuando ella se fuera. Uno a uno repitieron mi nombre. Me puse a llorar de la emoción. El corazón se me derritió de tanto cariño".

Beth murió el 19 de mayo. Ahora, la familia de Stephanie y Donnie (abajo) tiene nueve hijos, que van de los dos a los quince años. Y están felices de la decisión adoptada.

Beth está sonriendo donde esté. No tanto porque su amiga cumplió con su palabra sino porque sus hijos estarán juntos. Con dos padres que ya le enseñaron lo que es cumplir con las promesas. Y que les darán lo único que necesitan: mucho amor.

Te puede interesar