Falleció la beba por las múltiples malformaciones con las que nació

Provinciales 04 de junio de 2016 Por
El gerente del Hospital Materno Infantil, Carlos Moreno, confirmó ayer que la beba que nació tras la cesárea que finalmente se realizó a la niña wichí que sufrió una violación en banda en noviembre del año pasado, no sobrevivió más de dos horas.
materno infantil_1

El médico indicó que ello se debió a las malformaciones múltiples que presentaba el feto en las ecografías que se hicieron en el Hospital en más de una instancia.

Detalló que esas deformaciones se habían dado a nivel cerebral y físico, y que se había previsto sucedería según lo que se podía anticipar por medio de los estudios realizados.

Según el detalle indicado por Moreno, la beba nacida y fallecida a las pocas horas presentaba una malformación congénita cráneo facial y encefalocelefrontal, co-mo también labio leporino.

Detalló además que nació con 34 semanas y un kilo 800 gramos.

El nacimiento se dio a las 9:36 generándose el fallecimiento a las 11:30.

Toma de ADN

Uno de los pedidos realizados por el fiscal a cargo de la investigación de la causa, Armando Cazón, fue el de contar con el ADN de la beba a fin de poder determinar con certeza el autor de la violación. Ante ello, Moreno corroboró que luego de la cesárea practicada a la niña, el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), tomó las muestras correspondientes para poder disponerlas como prueba en la investigación.

Contención

psicológica

Por otra parte, y ante la situación sufrida por la niña, que por seis meses contó con un abandono visible del Estado y la Justicia, Moreno indicó que se estableció la contención psicológica en el Hospital con la ayuda de una intérprete bilingüe.

Te puede interesar