Diputados van a Santa Victoria por el caso de la menor violada que quedó embarazada

Provinciales 30/05/2016 Por
En la última sesión de Diputados se hizo la denuncia sobre el embarazo de una niña wichi producto de una violación.
images (2)

Tras las averiguaciones que se hicieron en la Cámara de Diputados de la Provincia por la denuncia que el martes realizó el diputado por Rivadavia, Ramón Villa, se ratificó el viaje de los legisladores a Santa Victoria Este el próximo miércoles a fin de verificar la situación en terreno, sin descartar que pueda haber una revisión y denuncia de las actuaciones que hubo en la instancia judicial y del Ejecutivo provincial.
Así lo indicó el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Godoy, al sostener que realizó distintas averiguaciones. Por el momento, es el diputado por San Martín, Mario Angel, quien se encuentra en las averiguaciones.

"Vamos a salir a pedir las medidas del caso a los responsables", dijo Godoy al señalar su desconformidad con el hecho de que "haya gente en libertad", al momento de entender que no se tomaron las medidas correspondientes en el caso.

Según lo informado por el fiscal Armando Cazón, los ocho imputados por la violación quedaron en libertad luego de no existir certificación suficiente de la parte médica para constatar las lesiones por violación. Ello, ante algunos puntos incorrectos en el tema de contratación de médicos y competencias determinadas al momento de firmar el certificado en cuestión. Y es que el médico que constató las lesiones, un ciudadano de Bolivia que estudió con los médicos cubanos, aún no tiene su título revalidado en Argentina y trabaja para el Estado como monotributista. Al no poder firmar él lo hizo el gerente del Hospital, que es bioquímico. El médico legista que debía realizar el certificado llegó recién cinco días después por diversos inconvenientes y no pudo constatar las lesiones. Ese cruce de certificados es el que usó la defensa para pedir la excarcelación de sus representados, que finalmente fueron liberados por el juez Mariscal.

También se apunta a los asesores de menores, que en principio según se entiende, tendrían que haber garantizado la posibilidad de la chica de realizarse el aborto no punible. Según se indicó desde distintas fuentes los padres no aceptaban esa posibilidad.

En el medio, ya hubo tres convocatorias a Cámara Gessel y por distintas situaciones (falta de intérprete o estado emocional de la víctima), la nena no pudo declarar. Ya pasaron seis meses. Ella sigue con un embarazo producto del aberrante delito. Últimamente, por una ecografía, se indicó que el niño estaba con una malformación insalvable y debía realizársele una cesárea. Pero los funcionarios que estuvieron el jueves en Alto La Sierra (Santa Victoria Este), de donde es la nena sostuvieron que "todavía hay tiempo".

Nuevo Diario de Salta

Te puede interesar