OSTENTACIÓN EXTREMA /Un príncipe bañó todos sus autos en oro

Cosas que pasan... 23/05/2016
Turki bin Abdullah, de la Casa Saud, la más rica del mundo, tiene una flota de vehículos enchapados en oro con los que viaja por el mundo.

El que tiene plata hace lo que quiere dice un dicho popular, y podría aplicarse sin problemas a Turki bin Abdullah, el príncipe multimillonario de la Casa Saud, considerada la más rica del mundo, que tene como hobby coleccionar autos y bañarlos en oro.

Como si esto fuera poco, el muchacho sale a pasear por el mundo y se lleva los vehículos con él para ostentarlos en las capitales que visita. Una de las últimas fue Londres, en donde desplegó la flota por avenidas y las estacionó en zonas no permitidas. De todas maneras, las multas que le pusieron fueron de unos pocos cientos de libras.

Los modelos que llevó a la capital británica fueron, según publica Infobae, un Lamborghini Aventador, un Mercedes Benz G63 AMG 6x6, un Bentley Flying Spur y un Rolls-Royce Phantom. Las postales en sus redes sociales son parte del goce que obtiene de la ostentación y cada tuneado que les hace a sus autos lo publica en su cuenta de Instagram, donde tiene 88.300 seguidores.

LA GACETA DE SALTA-

Te puede interesar