Negó muertes de chicos desnutridos "Los costos que se viven hoy son para evitar una crisis como la de 2001"

Nacionales 23 de mayo de 2016 Por
El jefe de gabinete, Marcos Peña, volvió a acusar al kirchnerismo por la herencia recibida en diciembre pasado y justificó los aumentos de tarifas, la devaluación y el pago a los fondos buitres como medidas necesarias para mejorar los niveles de pobreza y evitar una "crisis estructural".
not_840274_23_111424

"El país lo recibimos casi quebrado y estamos tratando de evitar una crisis estructural. Los números de la economía de diciembre, en cualquier otro contexto, estaríamos en una situación parecida al 2001 o al 1989, con lo cual todos los costos que se están viviendo hay que confrontarlos con lo que sería si el país hubiera terminado de quebrarse", evaluó.

"Lo que estamos haciendo es tratar de salir juntos de una situación complicada", sostuvo en diálogo con La Red, y aseguró que "todo el tiempo" de tratar de "ayudar a los que menos tienen".

Asimismo, destacó las medidas en favor de los asalariados. "Si nos remontamos al año pasado, en la campaña decían que no iban a haber más paritarias, y hoy la paritaria trabaja como una herramienta de recomposición salarial del trabajador medio".

En ese marco, Peña volvió a justificar el veto de Mauricio Macri a la ley antidespidos. "Atentaba contra los trabajadores, no hay ninguna. Va en línea con todas las medidas tomadas desde el 10 de diciembre para acá. Todas tiene que ver con la reactivación de la economía, baje la inflación y cuanto antes lo hagamos mejor van a estar todos los trabajadores", indicó.

El funcionario negó que algunas medidas del Gobierno como la devaluación, la apertura de las importaciones y los tarifazos atenten contra el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. "Para nada, lanzamos un plan muy agresivo para favorecer la pymes, que lo calificaron de revolucionario, porque da alivio fiscal y posibilidad de acceder al crédito", advirtió.

Igualmente, reconoció que "si no bajamos la inflación serán imposible que se reactive la economía" y aseguró que la suba de precios tiene que ver con el déficit fiscal. "Las tarifas en un país con 700% de inflación en los últimos 10 años se habían actualizado 100% y es mentira que no lo paga el trabajador, lo pagaba a través de la inflación", manifestó.

Pobreza y desnutrición infantil

En otro orden, se mostró "plenamente de acuerdo" con las conclusiones de la Iglesia respecto de la situación social del país y el crecimiento de la precarización y el empleo en negro. "Estamos plenamente de acuerdo, desde hace tiempo trabajamos con el Observatorio de Deuda Social de la UCA. El mercado laboral en la Argentina está estancado hace cuatro o cinco años, tiene una enorme cantidad de trabajo en negro, tiene problemas de falta de creación de trabajo, calidad y distribución, especialmente en los jóvenes y el norte del país", analizó.

Si bien admitió que el informe de la UCA alerta por una suba de la pobreza desde la asunción de Mauricio Macri, defendió la administración del PRO al afirmar que los estudios de los investigadores no tuvieron en cuenta las recientes medidas del gobierno de Cambiemos. "No contempla los refuerzos de los planes sociales, los pagos extras de $ 500, la ampliación de la cobertura de la asignación universal y familiares. Es preliminar, a fin de año vamos a saber".

"Estamos en un primer momento, somos conscientes y estamos trabajando en todas las medidas posibles para que la pobreza no se profundice", enfatizó.

Al ser consultado sobre los polémicos dichos de Jaime Durán Barba sobre las muertes por desnutrición infantil, Peña se desligó del pensamiento del consultor ecuatoriano de Macri. "Habla por él. Pero hoy estamos trabajando muy fuerte en planes alimentarios más que nunca para que no haya ese tipo de situación. Estamos muy atentas para evitar que la pobreza dura, y la indigencia tenga cobertura alimentaria. Problema de la pobreza, el hábitat, la viviendas, las cloacas, transporte y la seguridad y no sol el ingreso hay que poner como prioridad y por eso encaramos proyectos en todos", afirmó.

En esa línea, el jefe de ministros dijo que la Nación no tiene registros de casos de desnutrición infantil con desenlace fatal, como ocurrió la semana pasada con Brenda Yanet, una niña salteña de la comunidad wichi que según la agencia oficial Télam murió a los 2 años pesando apenas 8 kilos. "No tenemos reporte de esos casos, pero no me animo a decir que no haya ninguno. Hoy por hoy no tenemos reportes en ese sentido", dijo Peña.

En la entrevista radial, Peña también celebró el pago a los fondos buitres para salir del default, porque desde ahora la Argentina podrá volver a pedir préstamos al exterior. "Va a permitir acceso al crédito y beneficia a las pymes y a que la gente pueda pedir un préstamo hipotecario, que haya ahorro", sintetizó.

"Si no saneamos estructuralmente a la economía no hay posibilidad de crecimiento y generación de empleo. Obviamente nos gustaría dejar las tarifas como están o que los servicios sean gratuitos, pero eso no sería realista y decir la verdad", completó.

Blanqueo, Massa y las PASO

Peña evitó confirmar el lanzamiento de otro blanqueo para atraer más de u$s 60.000 millones, como trascendió en los últimos días. "Estamos analizando varias medidas que tiene que ver con que los recursos de la Argentina que está en el mundo venga a la Argentina", dijo sin ratificar la medida.

Del mismo modo, negó que vaya a ocupar el cargo de canciller si eventual Susana Malcorra es designada al frente de Naciones Unidas. "Mi plan es seguir trabajando como jefe de gabinete hasta que el Presidente lo disponga y estoy muy feliz en mi tarea, y vamos a trabajar para que Susana Malcorra pueda ser secretaria general de la ONU, que sería un orgullo para nuestro país y Latinoamérica",expresó.

Tras el posicionamiento del Frente Renovador en el debate por la ley de emergencia ocupacional, el jefe de Gabinete descartó cortocircuitos con el massismo. "La relación está bien. No vamos a plantear conflictos por una agenda de trabajo. Ojalá que Massa tenga una actitud constructiva, en algunos temas la ha tenido, en otros tuvimos diferencias, pero con él o con cualquier otro, ninguna diferencia no nos va impedir tener sentarnos en una mesa a seguir trabajado. Por definición es un opositor, no fue parte de Cambiemos y respetamos su identidad política", señaló.

Tampoco pudo confirmar si la reforma política que impulsa el PRO incluye eliminar las primarias, reconvertirlas, hacerlas no obligatorias o dejarlas vigentes solo para los afiliados a partidos. "Hay un debate que arrancó el ministro de Interior (Rogelio Frigerio) con las fuerzas políticas para analizar cómo cambiar la formación de votación", admitió inicialmente. Y continuó: "El calendario electoral y la boleta papel no debería repetirse. Hay que ir a un sistema más transparente y modero, con boleta electrónica, más transparencia en el comicio y el financiamiento. Dentro de eso ha debate, ya que la PASO es una cuestión muy particular de la Argentina, no hay casos similares, si hay que reformarla o no, pero todavía está en un debate preliminar".

AMBITO FINANCIERO-

Te puede interesar