SAN MIGUEL DE TUCUMAN Murió Dilan el pequeño necesitaba una cirugía cardiovascular

Nacionales 17 de mayo de 2016 Por
El pequeño sufría síndrome de Down y padecía una cardiopatía congénita se había contagiado bronquiolitis. Su padre quiere que la muerte de su hijo sirva para algo.
tmb1_682512_201605172012010000002

Llevaban días esperando un milagro, pero nunca ocurrió: recibieron la peor noticia. Falleció Dilan, el nene cuyos padres vivieron tres semanas en un auto frente al Hospital de Niños a la espera de una cirugía cardiovascular.

El pequeño falleció en la madrugada del domingo  según explicaron sus padres, Manuel Prado y Carolina Ledesma. Padecía una cardiopatía congénita, se contagió de bronquilitis y estaba internado con un coma inducido. Según dijo Prado, quiere que la muerte de su hijo sirva para algo.

Otros 27 chicos como Dilan padecen la complicación y necesitan una cirugía cardiovascular. La Unidad de Cuidados Críticos Cardiovasculares, que es la adecuada para atenderlos, está lista pero aún no se encuentra habilitada en el Hospital de Niños porque, a causa de la bronquilitis en este momento no se pueden hacer operaciones programadas. Según el director del hospital, Oscar Hilal, la unidad de terapia será abierta dentro de un mes, cuando afloje la crisis de bronquiolitis.

"No se pueden hacer cirugías, salvo las urgencias, en medio de una epidemia de bronquiolitis, y cuando además ya está avanzando la gripe. Y no lo digo yo; es una indicación de la Organización Mundial de la Salud”, advirtió Hilal.

Agregó que por ese motivo se suspendieron todas las operaciones programadas, no solo las cardiológicas. "Una cirugía implica una severa alteración inmunológica. Y los virus, que circulan por todas partes, lo hacen con mayor agresividad y concertación en el hospital”. Y aclaró que cualquier operado tiene las defensas bajas, pero en quienes sufren cardiopatías esa situación es más grave.

La mejor Unidad de Cuidados Críticos Cardiovasculares

La sala para cuidados críticos cardiovasculares que espera ser abierta en el Hospital del Niño Jesús fue posible gracias a una inversión de 10 millones de pesos, autorizada durante la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, cuando el actual gobernador, Juan Luis Manzur, era ministro de Salud de la Nación. “Está equipada con la mejor tecnología disponible”, aseguró uno de los cirujanos, Rubén Toledo. Tendrá capacidad para albergar siete pacientes. Se comenzó a ejecutar en julio de 2015, con la construcción del edificio. Solo restan los detalles finales. La gente la espera.

Te puede interesar