Qué hacer ante tormentas fuertes

Spacio al Saber 18 de octubre de 2018 Por
En esta época del año, suelen incrementarse el número de tormentas eléctricas, con vientos fuertes y lluvias intensas. Para no pasar un mal rato en estos casos, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones. se busca prevenir accidentes dentro y fuera del hogar.
Lluvias-Gob-Cba-12Feb15-01

Las tormentas de verano pueden producir una gran cantidad de agua en muy poco tiempo. También puede originar una subida del nivel del agua en un estrecho canal, o detrás de una barrera que luego puede dejar paso a un torrente de agua que lo arrase todo a su paso.

Por ello es importante localizar los puntos más altos de la zona donde se encuentre, ya que puede necesitar dirigirse a ellos en caso de posible inundación.

En las viviendas, lo importantes es cuidar que no se produzcan corrientes de aire, ya que éstas atraen los rayos. De ahí la recomendación de cerrar puertas y ventanas en caso de tormenta.

También conviene proteger los electrodomésticos, desenchufándolos para evitar que sean dañados por una subida de tensión o que ocasionen descargas eléctricas. Es fundamental desconectar las tomas de antena de los televisores.

De antemano es preciso contar con linternas, velas u otros sistemas de iluminación autónoma por si se producen apagones.

En caso de encontrarse en la calle, es recomendable refugiarse en edificios que tengan pararrayos.

Si viaja por ruta, modere la velocidad o detenerse en un sitio con suficiente visibilidad en ambos sentidos, dejando las luces de la baliza encendidas, si la virulencia de la tormenta amenaza la seguridad.

En el caso de que un aguacero le sorprenda conduciendo en la carretera, no atraviese con su vehículo los tramos que estén inundados. La fuerza del agua puede arrastrarle al hacer flotar el vehículo.

No abandone el vehículo. Permanezca en su interior mientras dura la tormenta con las ventanillas cerradas. Pasada la tormenta extreme las precauciones en la conducción.

En el casco urbano ponga especial atención si no funcionan los semáforos.

Por último, y en el caso de que la tormenta lo encuentre en el campo, se recomienda:

Abandonar las partes altas de montañas, colinas, cerros y lomas.

Abandonar las zonas bajas de los valles y camine por las laderas.

No refugiarse bajo árboles solitarios y altos.

Alejarse de las rocas grandes y aisladas.

Uno de los mejores lugares para refugiarse es el vehículo con las ventanillas cerradas y las antenas bajadas.

Si amenazan los rayos, colóquese en cuclillas, con los pies juntos, los brazos cruzados sobre las rodillas y la cabeza entre los brazos.

No busque refugio en construcciones inestables, graneros, hangares, cobertizos, ni tiendas de campaña.

Los ciclistas deben abandonar la bicicleta y alejarse de ella.

Los pescadores deben abandonar la caña de pescar de inmediato.

Asimismo, hay que dejar los palos si sé esta jugando al golf.

Aléjese de los terrenos deportivos, aparcamientos, campos abiertos y vías de ferrocarril. Es peligroso correr cuando hay tormenta.

No lleve objetos metálicos cuando haya una tormenta eléctrica.

No toque objetos metálicos. Aléjese de las estructuras metálicas, vallas y postes o tendidos de conducción eléctrica.

Los bañistas deben abandonar inmediatamente la pileta, río, o lago o cualquier lugar donde se estuviera bañando y no regresar hasta que haya cesado el peligro.

FUENTE 

Te puede interesar