En medio del debate por la educación sexual, la Ciudad se lanza a repartir preservativos en escuelas

Spacio al Saber 12 de octubre de 2018 Por
Presentaron un plan para difundir los métodos anticonceptivos disponibles. Quieren que los chicos los conozcan y accedan fácilmente.
BJiZIA3SX_930x525__1

La Ciudad decidió dar un fuerte impulso a las políticas de salud sexual y reproductiva orientadas a los adolescentes. Para ello, elaboró un plan con el que busca informar y facilitar el acceso a métodos anticonceptivos. Algunas de esas políticas que ya se están implementando son, por ejemplo, la apertura de consejerías de salud sexual en 170 escuelas públicas de nivel medio, en las que además de dar información y asesoramiento se entregan preservativos. También se habilitó el horario de dos sábados al mes en algunos centros de salud para atender consultas, dar métodos anticonceptivos y realizar estudios de control.

La iniciativa surge en un momento de tensión con grupos católicos, evangélicos, conservadores por la implementación en​ las escuelas de la Ley de Educación Sexual. Inmediatamente después de que se cerrara el debate por el aborto legal en la Argentina, con los proyectos de ley caídos en el Congreso, comenzó la discusión sobre la manera de aplicar esta ley del año 2006 en las escuelas. Surgieron entonces, los grupos que se oponen a su instrucción en el interior del país ("A mi hijo lo educo yo", planteaban entre varios lemas) y la misma Iglesia expresó días atrás que la normativa debería ser aplicada según el punto de vista de cada institución, lo que generó aún más controversia.    

"El punto de partida fue la sorpresa que nos generó ver, a partir de encuestas, la cantidad de cosas que la sociedad no conoce, como los métodos disponibles gratuitos que existen o que un adolescente desde los 13 años puede hacer una consulta y elegir un método sin necesidad de un adulto", señaló la ministra de Salud de la Ciudad, Ana Maria Bou Perez durante la presentación del programa, del que participan ministerios, secretarías, sociedades científicas y ONGs como la Sociedad Argentina de Pediatría, la Sociedad de Ginecología y Obstetricia (SOGIBA) y UNICEF.

Una de las falencias detectadas es que desconocen la ley Básica de Salud de la Ciudad, que establece que los jóvenes pueden acceder a la atención sin presencia de un adulto. El desconocimiento es aún más grande en los establecimientos privados, advirtieron. "Puede ser que algunos padres se enojen cuando se enteren que se les puede entregar o colocar anticonceptivos a los 13 años (sin su permiso), pero esto es así. Todos deben poder acceder, varones y mujeres tienen derechos", señaló la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri.

La consejería en escuelas se implementa con personal de salud que se presenta y está disponible para cualquier alumno que quiera hacer alguna consulta. La Ciudad ya puso en marcha consejerías en 170 escuelas públicas de nivel medio. El objetivo es el año que viene alcanzar a todas las secundarias públicas y avanzar también con las escuelas privadas. Todo esto va de la mano de la implementación de la Educación Sexual Integral en las escuelas "que desde jardín de infantes forma parte del diseño curricular y forma parte de la planificación de cada escuela", afirmó Andrea Bruzos, subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa del Ministerio de Educación de la Ciudad. 

El plan contará con campañas de comunicación en medios masivos, vía pública y redes sociales. También habrá acciones territoriales y se reforzará la respuesta en salud sexual y reproductiva en los establecimientos públicos de salud.

"Este es un derecho de la población, queremos que puedan tomar las riendas de este tema. Hay recursos que tenemos que hacer más accesibles para que lleguen a la población. Queremos que vivan una sexualidad saludable", dijo Bou Pérez.

Según datos oficiales, en la Ciudad hay 108.000 mujeres sin cobertura en edad fértil. En 2017 en el sector público se distribuyeron insumos anticonceptivos a 32.115 mujeres. De ese total el 27% (8.671) optó por pastillas anticonceptivas, el 22% (7065) eligió implantes subdérmicos de larga duración, el 20% (6423) se colocó un DIU, 19% inyectables y 5% ligaduras tubarias.

En cuanto a los preservativos, desde Salud se había detectado una caída en la demanda. Por eso, se pasó de entregar 6,7 millones de preservativos el año pasado a cerrar el 2018 con una proyección de 9 millones de preservativos entregados y se amplió la red con 1.000 dispensers nuevos. Además de hospitales y centros de salud, también se pueden pedir preservativos gratis en las estaciones saludables. "Este año se aumentó 10 veces la inversión en compra de insumos para salud sexual y reproductiva", dijo la titular de la cartera sanitaria.  

Además, se apunta a capacitar al personal de salud. "La gente va al centro de salud a buscar una solución. Como médicos debemos educarnos", dijo el doctor Eduardo Valenti, director del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá y presidente de la SOGIBA. El especialista se refiere a algunas trabas que todavía pueden encontrar los adolescentes en algunos profesionales que, al no estar actualizados, pueden aconsejar en forma equivocada a un adolescente, como negarse a colocarle un DIU porque aún no tuvo hijos. 

La Ciudad cuenta con 67 establecimientos de la red pública de salud para asesorarse sobre métodos anticonceptivos y disponer de ellos. "La consulta de anticoncepción suele ser una consulta de urgencia, por lo que los chicos y las chicas resuelven su problema en el momento", señaló el doctor Fabián Portnoy, director del área de Salud Sexual, Sida e ITS del Ministerio de Salud de la Ciudad.

FUENTE DIARIO CLARIN

Te puede interesar