Por la suba del salario mínimo, habrá jubilados que cobrarán hasta $ 137 más en septiembre

Nacionales 10 de agosto de 2018 Por
El aumento de 7% en el salario mínimo, vital y móvil para septiembre -$10.700-, representará un alza de hasta $ 137 en los haberes de 1,2 millón de jubilados que cobran la mínima y obtuvieron ese beneficio con 30 años de aportes.
multimedia.normal.826a599c6cbf2e8a.6a7562696c61646f73315f6e6f726d616c2e6a7067

Ese incremento es por la aplicación de la ley que entró en vigencia este año, del 82% sobre el salario mínimo, vital y móvil de los jubilados con los años completos de aportes sin haber ingresado a moratorias. El 82% de $10.700 equivale a $ 8.774, mientras el haber mínimo, tras el aumento del 6,68%, será de $ 8.637.

Ese adicional de hasta $ 137 no abarca a todos los jubilados y pensionados del sistema: lo cobran sólo los que obtuvieron el beneficio previsional con 30 años de aportes y no completaron años de aportes a través de la moratoria.

Los que perciben el haber mínimo y se jubilaron recurriendo en forma total o parcial a la moratoria recibirán el monto mínimo bruto de $8.637. Recién en diciembre, junto al resto de los jubilados y demás beneficiarios sociales (como la Asignación Universal por Hijo o Asignaciones familiares), percibirán el aumento trimestral calculado en 7,79%, con un haber de $ 9.309.

En tanto, en diciembre los que se jubilaron sin recurrir a la moratoria no tendrán ningún aumento adicional porque el salario mínimo será de $ 11.300 y el 82% representará $ 9.266. Al ser inferior al haber mínimo, cobrarán también $ 9.309, quedando eliminado el plus.

Con estos números, entre setiembre y noviembre habrá dos haberes mínimos: de $ 8.637 -para los que se jubilaron con moratoria- y de $ 8.774 para los que se jubilaron con al menos 30 años de aportes. 

Con relación a septiembre de 2017 (último aumento con la anterior fórmula de movilidad), el haber mínimo del próximo mes tendrá un aumento de entre el 19,2% y el 21,1%. Representa una pérdida entre 10 y 12 puntos con relación a la suba de los precios que para septiembre se estima rondará el 31%. 

Esta pérdida se explica porque la actual fórmula de movilidad combina en un 70% de inflación y 30% de aumento de los salarios formales que se están ajustando "a la baja". También porque la inflación está en aumento y el reajuste de las prestaciones sociales se efectiviza con un retraso de 6 meses. Y el primer aumento trimestral con la nueva fórmula se aplicó en marzo de este año cuando debió aplicarse en diciembre del año pasado. 

También tienen una pérdida en términos reales de 12 puntos  las pensiones no contributivas, las asignaciones familiares, la PAUM (Pensión Universal Adulto Mayor) que también se ajustan por la fórmula de movilidad. 

Fuente: Clarín
 

Te puede interesar