EN LAS ESCUELAS PUBLICAS DE SALTA Es delito no acatar el fallo de la corte sobre prácticas religiosas

Provinciales 06 de agosto de 2018 Por
La integrante de la Asociación de Derechos Humanos “Coca Gallardo”, Raquel Adet, entendió que la postura de legisladores provinciales que impulsan que los chicos sigan con prácticas religiosas en horarios de corte es “hasta delictivo”.
23036-es-delito-no-acatar-el-fallo-de-la-corte-sobre-practicas-religiosas
La Corte Suprema ordenó en diciembre cesar con prácticas religiosas. Si no se acata el fallo "es responsabilidad de la ministra de Educación".

“No acatar un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no puede pasar así nomás”, dijo Adet, ante los hechos que vienen ocurriendo en los establecimientos públicos de la provincia en donde se siguen registrando prácticas religiosas.

Desde diciembre el Tribunal ordenó en un fallo que se respete la neutralidad religiosa en las escuelas y se termine de esa manera con prácticas religiosas, que por lo general, en el caso de Salta eran católicas.

Las reacciones se dieron con más fuerza en esta época, cuando empiezan las visitas del alumnado del nivel primario y secundario a la Catedral para “saludar al Señor y la Virgen del Milagro”.

Por estos días la concurrencia mermó considerablemente la cantidad de chicos que pueden seguir yendo sin problemas, pero en el turno distinto al que toman clases. 

Los senadores aprobaron por unanimidad el pedido de revisión de que los chicos continúen yendo a la Catedral en horario de clases. Una medida similar firmaron algunos Diputados que, finalmente, no prosperó.

“El atropello y el abuso viene entonces también desde lo institucional. Cómo se puede concebir que senadores por unanimidad y diputados pidan que los niños vayan a la Catedral en horario de clases cuando hay un fallo de la Corte que es contrario.

Entonces el mensaje que mandan es que no hay que respetar nada, ni las leyes ni las sentencias del máximo tribunal de Justicia de la Nación”, dijo Adet indignada ante estas actitudes.

Refirió también al hecho del colegio secundario de San Lorenzo que sigue haciendo oraciones acompañadas por la señal de la cruz al iniciar el día. En este caso, los directivos de la institución sostuvieron que el fallo de la Corte Suprema “es sólo para las escuelas primarias”. 

Para Adet, esta desobediencia judicial “es responsabilidad de la ministra de Educación (Analía Berruezo), porque la reglamentación estricta respecto de no establecer prácticas religiosas debe bajar desde el gobierno”. 

Mientras, algunos letrados sostuvieron que no se puede interpretar libremente que el fallo es sólo para las primarias.

Pero explicaron que este tipo de decisiones que irrumpen en las estructuras tradicionales suelen generar estos avances y retrocesos hasta tanto existe un nuevo acomodamiento a la orden establecida.

FUENTE NUEVO DIARIO DE SALTA

Te puede interesar