¿Qué nos aportan las verduras en la temporada de frío?

Salud y Bienestar 10 de julio de 2018 Por
Las frutas y verduras de temporada son beneficiosas por la mejor conservación de sus vitaminas y minerales.
ddd209_5ff826f8706b4d06a97ac239dfa349aa

El invierno es la estación del frío y de virus diversos, como los de los resfriados y los de la gripe, que necesitan bajas temperaturas para propagarse. De ahí que sea necesario reforzar el sistema inmunitario, y la naturaleza nos aporta los cítricos, frutas muy ricas en vitamina C, que tiene la propiedad de reforzar nuestras defensas.

Los alimentos de temporada juegan un papel fundamental en nuestra salud, siendo necesarios para poder asimilar de manera correcta todos los nutrientes esenciales y de la manera más natural. 

 ¿Cómo son las verduras invernales?
 

Hoy en día estamos acostumbrados a consumir prácticamente todo tipo de productos sea la época del año que sea. Sin embargo, siempre es preferible consumir los alimentos de temporada, aquellos que muestran su mejor momento de sabor y que conservan mejor sus propiedades.

Y es que la naturaleza es muy sabia, ¿qué tal si nos fiamos de ella? Por norma general, cuando llega el frío se suelen tomar productos muy calóricos.  En el caso de las verduras, son alimentos que no contienen demasiadas calorías, pero lo suplen con un surtido de vitaminas y minerales para reforzar la salud en nuestro organismo.

Al fin y al cabo, hay que estar preparados ante posibles resfriados o gripes. Además, las verduras hidratan mucho y en invierno, al tener menos calor, tenemos menos sensación de sed, pero no por ello debemos dejar de estar hidratados.

Propiedades de las verduras:


- Las verduras son alimentos de origen vegetal primordiales para la buena alimentación y nutrición de las personas.


- Tienen un alto contenido en agua, por lo que hidratan el organismo y producen efectos diuréticos.


- Casi no contienen glúcidos ni proteínas, y nada de grasas. Por eso tienen un valor calórico bajo.

- Son una fuente de obtención de fibra que nos aporta numerosos beneficios para nuestra salud: regula el tránsito intestinal; da sensación de plenitud y evita que se coma en exceso; capta ciertas sustancias, como el colesterol, y evita que sean absorbidas; ralentiza la absorción de los azúcares y las grasas y por ello es imprescindible en la dieta de las personas diabéticas o con dislipemias. Además, reduce significativamente la posibilidad de padecer un cáncer de colon.


- Son una de las principales fuentes de obtención de carotenoides (que el organismo transforma en vitamina A), de vitamina C (que pierde sus propiedades con el calor, por eso hay que comer verdura cruda en ensaladas) y de folatos (o ácido fólico) que es una de las vitaminas del grupo B que está presente en las verduras de hoja verde e interviene en la formación de componentes de la sangre, en el sistema inmunitario y en la formación del material genético.


- En cuanto a los minerales, casi no contienen sodio (mineral primordial de la sal) y, en cambio, son muy ricas en potasio (que ayuda a eliminar el sodio). A las personas hipertensas les conviene consumir mucha verdura.

                             descarga (1)

 
- Contienen hierro, pero que nos cuesta aprovechar. Para ayudar a absorberlo, conviene comer una fruta ácida de postre.

 Si las verduras de verano suelen ser frutos, las de invierno son hojas, bulbos y raíces. Por ejemplo, las acelgas, los puerros, las coliflores o el brócoli. Vamos a repasar algunas de las principales con sus características y beneficios.

 Calabaza

Aunque suele ser un producto más propio del otoño que del invierno, también se encuentra en los mercados cuando aprieta el frío. Es un excelente antioxidante gracias a su contenido en betacarotenos. Su sabor es delicioso y funciona muy bien en apetitosas cremas.

 Brócoli

Es una de las verduras estrella en lo que a beneficios se refiere. El brócoli siempre debe incluirse en tu dieta. Es muy rico en vitamina C, la que tienen los cítricos y ese zumito de naranja que te mandan tomar para no resfriarte. Contiene mucha clorofila, que tiene un efecto depurativo en tu organismo. ¡Te limpia por dentro!

 Espinacas y acelgas

No pueden faltar ambas verduras en un listado como este. De color verde intenso, contienen muchas vitaminas como la A, B, C, E y K, además de potasio, fósforo, hierro y otros minerales. Fortalecen tus huesos, mejoran tu vista y te previenen de problemas como la hipertensión.

Con la acelga encontramos una verdura muy rica en vitamina A y en vitamina K, además resulta ser una hortaliza que también tiene un elevado contenido en betacarotenos.

 Alcachofa

Una verdura fantástica para tener sano el hígado y la vesícula biliar. Órganos importantes en unas fechas en las que a veces nos excedemos con las bebidas alcohólicas. Es diurética y reduce el nivel de colesterol malo en tu sangre. También tiene mucha vitamina C. Verdes o moradas, ovaladas o esféricas. Da igual cuáles escojas en tu mercado, todas están buenas. Eso sí, elige las que tengan las hojas cerraditas y prietas.

 Repollo

En general, la familia de las crucíferas es siempre una buena idea. Ya hablamos antes del brócoli y a este alimento hay que sumarle el repollo, la coliflor y todo tipo de coles. Sus compuestos de azufre tienen efectos anticancerígenos. Están deliciosas al vapor o hervidas. Si las hierves, aprovecha bien el caldito para hacer riquísimos guisos.

El apio está considerado como uno de los vegetales más ligeros que existen, ya que su contenido es agua hasta en un 95%. Al ser tan diurética, puedes preparar bebidas tan nutritivas como este smoothie para la vejiga, lleno de beneficios para el aparato urinario.

El pimiento es una hortaliza única debido a la gran cantidad de nutrientes que podemos encontrar en ella. La variedad amarilla, por ejemplo, es uno de los alimentos con más vitaminas naturales que existen.

El puerro es una constante en la cocina occidental, un vegetal perfecto para elaborar caldos, sopas y sofritos. Esta verdura es muy ricas en vitamina B9, también conocida como ácido fólico, además es una gran fuente de calcio y potasio.

FUENTE

Te puede interesar