El osado proyecto que pretende salvar a Ciudad del Cabo de quedarse sin agua: un gigantesco iceberg de la Antártida

Spacio al Saber 29 de junio de 2018 Por
Se estima que, si no llueve lo suficiente, en 2019 esa megaurbe ciudad sudafricana no tendrá recursos hídricos
2017-04-18T173227Z_926907502_RC15F71DE280_RTRMADP_3_CANADA-WEATHER

Cuando a principios de este año Ciudad del Cabo anunció que estaba cerca de convertirse en la primera ciudad del planeta que se quedaría sin agua, acaparó la atención de todo el mundo.

Las predicciones iniciales indicaban que en esa ciudad sudafricana de 4 millones de habitantes, afectada por una severa sequía, los grifos se secarían en abril.
Al final llegaron las lluvias y las represas nunca redujeron sus niveles por debajo del 13,5% de su capacidad, evitando que se llegara al "Día Cero". 

                                          GettyImages-491992754

 

Sin embargo, la preocupación continúa y se estima que si no llueve lo suficiente, en 2019 se podría quedar sin agua. Es por eso que se tiene en mente un ambicioso proyecto. El mismo consiste en arrastrar un iceberg de 70.000 toneladas desde la Antártida hasta la costa de la provincia del Cabo Occidental, hacerle un agujero y extraer agua como si se tratara de una mina.

El espectacular plan fue presentado por Nick Sloane, un especialista en el rescate de barcos hundidos, que tuvo como idea remolcar uno de los icebergs que todos los veranos se desprenden de la Antártida. El mismo se engancharía con cables a un barco y sería arrastrado más de 1.000 millas náuticas hasta el cabo de Buena Esperanza.

Un solo iceberg podría proporcionar 135 millones de litros al día durante un año, alrededor de una cuarta parte del consumo actual, lo que solucionaría en buena medida el problema de la sequía.
El costo del proyecto se estima en 130 millones de dólares, de los cuales la empresa de Nick Sloane dispone de un 80%.

                                                                   iStock-693474546-660x400

 
De la Antártida se desprenden 2.000 trillones de toneladas de hielo por año, pero solamente un 7% de los icebergs son susceptibles de ser remolcados por un petrolero. El destino final sería un punto a 30 kilómetros al oeste de Ciudad del Cabo, donde se procedería a la extracción.

FUENTE INFOBAE

Te puede interesar