Quedó restaurado el busto de Yrigoyen, roto por vándalos

Locales 25 de junio de 2018 Por
El Código Penal establece penas de tres meses a cuatro años de prisión para los que causen daños en monumentos.
1529901520077

Desde hace tiempo en San José de Metán los monumentos, juegos y entretenimientos de paseos públicos vienen siendo víctimas de manos inescrupulosas que los destrozan y hacen pintadas.

La Municipalidad informó que ya se restauró y se pintó el busto de Hipólito Yrigoyen que había sido víctima de vandalismo.

"Este busto ya fue colocado nuevamente en su pedestal que está en la plazoleta que lleva su nombre", confirmaron desde la casa municipal la semana pasada.

Al trabajo de restauración y pintura lo realizaron empleados de la Subsecretaría de Medio Ambiente y Servicios Públicos.

Como se recordará, en marzo pasado, nuevamente el monumento de Hipólito Yrigoyen que se encuentra ubicado en una plazoletaen la zona sur de la ciudad, fue atacado por vándalos.

La estructura fue dañada en la base del cráneo y el sector de la oreja derecha, aparentemente, con una pedrada o con un disparo de un aire comprimido.

Debido al indignante hecho la Subsecretaría de Medio Ambiente y Servicios Públicos, a cargo de Carlos Coronel, radicó una denuncia, para que traten de identificar a los responsables.

Malos antecendentes

En un hecho similar e inexplicable ocurrido en septiembre de 2016 la estructura de yeso fue dañada también.

El monumento que lo recuerda fue en aquella ocasión aparentemente golpeado con dureza con un elemento contundente ya que se encontraba partido por la mitad y presentaba una gran rajadura.

Además, tenía un gran orificio en la oreja izquierda y otro en la cabeza.

Luego la estructura fue restaurada y colocada nuevamente en su pedestal.

Cabe destacar que el artículo 184 del Código Penal establece una pena de tres meses a cuatro años de prisión para los que provoquen daños en monumentos públicos.

"Arrepentidos"

En mayo de 2012, luego del revuelo que causó en Metán la noticia sobre los hechos de vandalismo de los que fue objeto el busto a Yrigoyen, ubicado en una plazoleta, los adolescentes sindicados como autores se mostraron arrepentidos.

Hablaron por boca de sus padres, quienes manifestaron que querían resarcir su error y propusieron ayudar a parquizar el lugar encabezando una campaña para recolectar flores y plantines.

Cabe recordar que en esa oportunidad la Municipalidad radicó una denuncia policial dando cuenta de los garabatos con pintura en aerosol del busto del expresidente y de sus alrededores.

El hecho recurrente, en contra de un mismo monumento, hace pensar que hay animosidad en contra de la memoria del primer presidente radical del país, por lo que los daños cobran siempre visos poñlíticos y la Municipalidad se ve impelida a salir a reparar el busto para no quedar "pegada" en el hecho.

O simplemente se trata de jóvenes ebrios y siempre mal intencionados.

FUENTE DIARIO TRIBUNO

Te puede interesar